Un magnífico profesor que predica con el ejemplo. Un médico veterinario que ha salvado y rehabilitado a cientos de animales salvajes incluyendo numerosas  especies de loros en peligro de extinción y el amenazado aguará guazú( Chrysocyon brachyurus). Un profesional que ha traído esperanzas a la conservación de la Naturaleza de Argentina.

Dr Antonio Alejandro Sciabarrasi

Profesor Responsable de la Cátedra de Zoología, Diversidad y Ambiente, Facultad de Ciencias Veterinarias, Universidad Nacional del Litoral, Santa Fe. Veterinario en la Estación Biológica La Esmeralda, Santa Fe, Argentina.

Los Psittaciformes ocupan un lugar importante en los ecosistemas y han existido de alguna forma desde el Eoceno Medio. Son valiosos dispersores de semillas y mejoran la aptitud de una gran variedad de especies de plantas al digerir capas duras de las semillas que consumen.

La belleza y la sociabilidad de estas aves han generado una especial atracción para el ser humano y, paradójicamente, estos rasgos, acopladas a la pérdida de hábitat, son los que han contribuido de manera significativa a su estado poblacional actual, ya que se estima que los loros en su conjunto son uno de los grupos más amenazados del mundo con un 28% de las especies existentes en una situación poblacional crítica (UICN, 2017).

Por consiguiente, se han iniciado numerosos esfuerzos de conservación a nivel mundial basándose en reintroducciones y refuerzos poblacionales, sin embargo, estas maniobras no resultan sencillas debido a que no solo involucran aspectos técnicos sino también científicos, biológicos y políticos.

Los loros en su conjunto son uno de los grupos más amenazados del mundo con un 28% de las especies existentes en una situación poblacional crítica

PATOLOGÍAS ASOCIADAS AL CAUTIVERIO 

El mal cautiverio de los Psitaciformes predispone a la mayoría de sus enfermedades empezando por un mal manejo, una nutrición inadecuada y/o un alojamiento inapropiado; agravándose cuando el origen de las aves no se conoce.

Dentro del abanico de enfermedades consecuentes con lo antes mencionado, en especial la nutrición inadecuada, se encuentra la Lipidosis Hepática (grandes cantidades de grasas acumuladas en el hígado). Este padecimiento ocurre cuando la tasa de acumulación de triglicéridos en el hepatocito excede la tasa de degradación metabólica o su liberación como lipoproteínas. Muchas especies de aves pueden verse afectadas, pero los psitaciformes parecen verse especialmente afectadas. Distintos factores se encuentran involucrados en la aparición de esta patología, dentro de los que se incluye la ingesta de dietas altas en grasas o energía, deficiencia de vitaminas (biotina, metionina y colina), hepatotoxinas como las aflatoxinas, el uso de esteroides como el acetato de medroxiprogesterona, disfunciones tiroideas, diabetes mellitus y factores hereditarios. También los pichones criados a mano (en especial cacatúas) pueden ser sobre alimentados y producirse en ellos sobrepeso y lipidosis hepática.

 

“El mal cautiverio de los Psitaciformes predispone a la mayoría de sus enfermedades. Destacando la Lipidosis Hepática, consecuencia de la nutrición inadecuada “

DIAGNÓSTICO 

1. Signos clínicos:

Incluyen ligero sobrepeso a obesidad, letargia, excrementos con una coloración verdosa y anorexia de inicio agudo. También puede haber disnea, regurgitación, ascitis en etapas avanzadas y cambios en el pigmento del plumaje. Los pichones mostrarán disnea, principalmente cuando la comida en el sistema digestivo agrega presión adicional al sistema respiratorio. El abdomen de estas aves es normalmente protuberante y pálido y un hígado aumentado de tamaño puede ser visto a través de la piel.

2. Bioquímica sanguínea:

En loros con lipidosis hepática el suero suele estar muy lipémico, inclusive en ayuno, esta condición puede interferir en el análisis bioquímico. Altas concentraciones de colesterol han sido descritas en aves con esta patología, así como también de triglicéridos y LDH (Lactato Deshidrogenasa). Un aumento de colesterol también puede hallarse en aves con hipotiroidismo, dieta excesiva en grasas y/o movilización durante anorexia. El análisis de ácidos biliares ha sido validado en aves como un medio para evaluar la función hepática, concentraciones de ácidos biliares mayores a 100 mmol/L son generalmente decididores de enfermedad hepática y se correlacionan bien con los cambios histopatológicos de la biopsia hepática. En este sentido, un animal con lipidosis hepática podría mostrar niveles normales de AST, pero ácidos biliares elevados. Esto se explicaría debido a una disfunción hepática donde las células podrían encontrarse intactas. Los niveles de AST pueden estar normales o elevados.

3. Ultrasonografía:

La ultrasonografía nos provee más información que la radiografía, especialmente sobre la estructura interna del hígado. Para el examen ultrasonográfico el paciente debe ser ubicado decúbito dorsal y el transductor colocado en contacto con la piel en la línea medial del abdomen, entre el esternón y la cintura pélvica. El transductor debe ser angulado cranealmente, con un ángulo pequeño, y se desplaza hacia atrás y adelante hasta que el hígado es identificado. Otra ventana acústica se encuentra por lateral, caudal a la última costilla. La apariencia ultrasonográfica del parénquima hepático es homogénea, finamente granular y de ecogenicidad intermedia. Los vasos sanguíneos intrahepáticos son identificados como canales anecoicos a través del parénquima. La imagen ultrasonográfica de la lipidosis hepática muestra una ecogenicidad aumentada y uniforme con hepatomegalia

4.  Radiografías:

En la radiografía, el hígado es la mitad inferior de la silueta visceral central, la que se parece a un reloj de arena en la vista ventrodorsal, aunque esto es altamente variable. Un aumento de tamaño del hígado es frecuentemente visible en las radiografías de animales con lipidosis hepática. La radiografía sólo nos sugiere una hepatomegalia, pero no nos permite realizar un diagnóstico definitivo.

5. Laparoscopía:

La evaluación endoscópica es quizás la forma más útil para la evaluación de enfermedades hepáticas. La evaluación endoscópica de la cavidad celómica o celioscopía tiene cuatro formas de abordaje básico en aves: derecho, izquierdo, ventral e infraclavicular. Los dos lóbulos del hígado pueden ser vistos desde un abordaje ventral, por lo que esta forma puede ser recomendada, sobre todo en animales con ascitis. Sin embargo, el borde caudal del hígado podría ser visualizado desde una aproximación lateral izquierda a través del saco aéreo torácico caudal o craneal. Esta última forma de aproximación es muchas veces preferida. Frente a una lipidosis hepática el hígado luce inflamado y de un color amarillo pálido. Paralelamente a la visualización, mediante la celioscopía podemos realizar una biopsia.

6. Biopsia de hígado:

Es el diagnóstico definitivo con aguja tru-cut guiada por ecografía. Esta técnica de biopsia provee de suficiente tejido hepático para una evaluación histológica. El tejido de biopsia debería ser mantenido en formol al 10%. En especies grandes, una aguja Westcott de 22 g puede ser utilizada para obtener muestras para biopsia y citología. Dependiendo del tamaño del paciente, se podría preferir realizar la biopsia del lóbulo derecho, debido a que este es normalmente más grande en las aves. El animal debe ser mantenido bajo anestesia para evitar cualquier movimiento. Esto debería llevarse a cabo con extrema precaución, ya que la lipidosis hepática (además de la obesidad, la disfunción hepática y la disnea) es una contraindicación para la anestesia.

TRATAMIENTO

Lipidosis leves a moderadas pueden ser revertidas. Lipidosis hepáticas severas y que llevan mucho tiempo de progresión crean un ciclo de daño hepatocelular, fibrosis y cirrosis. Los loros afectados requieren cuidados de soporte inmediato y agresivo. Estos incluyen fluidoterapia (60-90 ml/kg día, evitar Ringer lactato), lactulosa oral (0,3 ml/kg cada 8 horas ó 0,5 ml/kg día) para prevenir la formación de amonio y su absorción, y soporte nutricional. Sería conveniente eliminar la grasa en la dieta y reemplazarla con complejos de carbohidratos de cadena larga, fructosa y vitaminas lipotróficas. Es interesante señalar que las aves enfermas necesitan dos a tres veces más calorías que lo normal. Dietas bajas en grasas podrían no proveer las suficientes calorías. Para evitar esto se podría empezar con una dieta basada 100% en carbohidratos, luego agregar un detoxifier metabólico y luego cambiar lentamente a una fórmula para ave enferma o una mezcla de alimentación forzada con adecuado contenido calórico. La mejora del estado nutricional es crítica para la recuperación completa y para evitar la recurrencia del cuadro. La Colina a dosis de 500-1300 mg/Kg cuatro veces al día puede ser suplementada junto con el alimento. Metionina también podría ser suplementada. En este sentido, otro protocolo de tratamiento incluye la alimentación con 800 mg de colina, 0,2% de metionina y 12% de proteína por kilogramo de alimento, hasta lograr la recuperación. También se recomienda el uso de productos que incluyan inositol, colina y taurina, además de donadores de grupos metilos, ácido fólico, vitaminas B6 y B12 y hierbas que favorecen el flujo de bilis y la función hepática. Algunas hiervas como el Cardo Mariano (Silybum marianum) contribuyen para el tratamiento de la lipidosis hepática. En pichones criados a mano la oxigenoterapia debe ser el primer paso a seguir para luego realizar cambios nutricionales incluyendo la cantidad de comida por alimentación, ajustar el tipo y cantidad de grasas y agregar lactulosa a la fórmula. Si es posible, se debe realizar la suplementación de fluidos orales o parenterales.

 

Únete

0 comentarios

Enviar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Últimas publicaciones

World Elephant Day

World Elephant Day

Veterinarian and researcher, committed to the science of reproduction and genetics as key tools in the conservation of domestic and wild species.El 12 de agosto se celebra el Día Mundial del Elefante, el animal terrestre más grande del planeta y cuyos índices...

29 July, Tiger International Day

29 July, Tiger International Day

Veterinarian and researcher, committed to the science of reproduction and genetics as key tools in the conservation of domestic and wild species. El 29 de julio se celebra el Día Internacional del Tigre, el felino de mayor tamaño del mundo y con la totalidad de sus...